La división del voto cozumeleño a la que Perla Tun podría ponerle fin.

Fue en marzo de 2018 cuando AMLO en plena campaña rumbo a la presidencia de México comenzaba a marcar clara ventaja en la preferencia de voto según las casas encuestadoras, ante tal escenario el hoy presidente de México, se pronunció en varias ocasiones pidiendo el voto para el resto de los candidatos de MORENA, tales como los candidatos a senadores, diputados, entre otros.

El 1 de julio de 2018 el llamado de AMLO se concretó y no solo obtuvo la presidencia de México, sino que arrasó prácticamente en todo el país. Cozumel fue una extraña excepción.

Y es que el efecto AMLO sin querer causo una fractura del voto en contra del PRI, convirtiendo el voto a MORENA en tercera fuerza en Cozumel (o por lo menos eso parecía) y en dichas elecciones la campaña del PRI, basada en acarreos, compra de votos, pasando inclusive por un gran numero de irregularidades electorales sin consecuencias, fue que Pedro Oscar Joaquín concretó exitosamente con 16,698 votos la compra de la presidencia municipal de Cozumel.

Los medios locales afines al nuevo presidente municipal electo hicieron lo propio promoviendo la noticia de una derrota de la candidata del PAN, Perla Tun; desde la perspectiva de los medios como resultado de la decisión del electorado para no darle continuidad a su gobierno.

Sin embargo en el pueblo cozumeleño, la noticia cayó como un cubetazo de agua helada, pues por un lado se elegía a un presidente de México candidato de MORENA y por el otro en Cozumel el PRI imponía al hijo del secretario de energía de la nación. Desde ese entonces entre las voces de la gente de a pie, la victoria del PRI se tomó como una consecuencia de la compra y coacción del voto.

Lo que ningún medio dejo en claro es que de la noche a la mañana morena obtuvo 8,314 votos, votos en contra del PRI, votos que se dividieron y restaron a la causa de Perla Tun, quien por si sola y prácticamente sin el respaldo de su partido obtenía 13,268 votos, la suma es muy clara en ese sentido fueron mas de 21,882 votos en contra del PRI contra los 16,698  mil votos que le dieron la victoria a Pedro Joaquín. Divide el voto y vencerás, una de las premisas que mejor conoce el añejo PRI y de la que siempre obtiene los mejores dividendos.

En números conservadores manejados al interior de los partidos, se esperaba que MORENA tuviera en esas elecciones municipales de 2018 una cuota de entre 4 mil a máximo 5 mil votos para la presidencia municipal de la isla, esto con una candidata ligada fuertemente al Felixísmo. El resultado final de más de 8 mil votos fue el inesperado revés que le dio al PRI la victoria.

Para dejar aun mas claro el panorama, un año después, MORENA salió a competir en elecciones estatales sin la figura de AMLO, y MORENA obtuvo 5,124 votos para la elección de su diputado local. El PRI nuevamente ganó la posición para su candidato gracias al voto dividido. El PAN sin Perla cayó a un tercer lugar en esa ocasión.

Quienes desestiman la llegada de Perla Tun al PT no entienden o no quieren que la gente entienda cual es el verdadero peso de tenerla al frente de un partido que siempre ha acompañado a Andrés Manuel López Obrador en un municipio donde MORENA solo sirve de comparsa, con una única regiduría, a la administración del PRIísta Pedro Oscar Joaquín.

Perla tiene hoy la oportunidad, y sin duda, la capacidad de unificar el voto en contra del PRI.

Se puede decir que el perfil de la Cozumeleña nunca ha sido el de una derechista, mas bien se asemeja al perfil de la Izquierda, que con base en la lucha social y ruptura de esquemas se abre paso entre “lo políticamente correcto” para imponer lo que “es necesario hacer” y a pesar de las críticas resistió y se plantó como una solitaria y firme oposición durante casi dos años sin pertenecer a ningún partido político.

Es por lo anterior que la noticia de la llegada de Perla Tun al PT no solo causó revuelo local, sino que además sacudió la escena política de todo el estado. Según palabras de la delegada nacional del PT en Quintana Roo Patricia Casados Pajín, Perla llega a sumarse, sin mostrar interés por el momento de llegar a alguna candidatura.

Solo 5 meses separan a la Isla del inicio del nuevo proceso electoral y ver quién le hace frente en la contienda a un moribundo rescate a Cozumel que hasta ahora no ha llegado y donde la suma del voto dividido puede arrasar sin problemas con el PRI. 

Resuelve el TEQROO amonestación para Perla Tun.

El PRI le interpuso solicitud de Procedimiento Especial Sancionador.

Chetumal, Q. Roo a 23 de julio de 2018.- En sesión de pleno, el Tribunal Electoral de Quintana Roo resolvió cuatro Procedimientos Especial Sancionador.

El PES/050/2018 lo interpuso el Partido Revolucionario Institucional en contra de Perla Cecilia Tun Pech y otros, por la comisión de posibles infracciones derivadas del uso de recursos públicos en la campaña electoral.

Con relación a la utilización de recursos públicos, el pleno determinó declarar inexistente la conducta denunciada. En lo que respecta a la conducta de participación en un evento para la entrega de apoyos al personal del ayuntamiento por parte de Tun Pech, la Magistrada y los Magistrados del pleno determinaron existente la irregularidad denunciada, imponiéndole una amonestación pública por este hecho.

https://web.facebook.com/507518836267995/videos/662802014073009

Sin embargo, la resolución del TEQROO que sanciona a la presidenta municipal de Cozumel, Perla Tun, puede considerarse ilegal.

El Tribunal Electoral de Quintana Roo estaría violando la Ley Electoral del Estado de Quintana Roo al imponer a Perla Cecilia Tun Pech una sanción consistente en una amonestación pública en virtud de que, según el Tribunal, se realizó la entrega de apoyos económicos a los hijos de los trabajadores del Ayuntamiento en violación a lo establecido en el numeral 14, inciso d) de los Lineamientos que regulan la reelección en el Estado de Quintana Roo.

Según el Tribunal, quedó probado en el expediente PES/50/2018 que la alcaldesa realizó la entrega de ese programa social en un acto masivo diseñado para influir en las preferencias electorales.

Sin embargo, no es posible que la Presidenta Municipal de Cozumel hubiera incurrido en esa irregularidad, ya que lo cierto es que los programas sociales como el que denunció el Partido Revolucionario Institucional, son parte de las actividades propias del ayuntamiento y, por lo tanto, NO PUEDEN SUSPENDERSE DURANTE LA ETAPA ELECTORAL.

Además, es falso que se hubiera realizado en actos masivos de carácter público o que hubieran sido difundidos como propaganda electoral o gubernamental.

Finalmente, el Tribunal está impedido para sancionar a los servidores públicos de los Ayuntamientosy, en cambio, los obliga a denunciar la presunta conducta infractora al superior jerárquico del servidor público o, en su caso, a la Auditoría Superior del Estado.

Fuente: http://www.teqroo.com.mx/sitio2007/teqroo/principal.php?pathFile=pdf/actividades/2018/julio-18.html