Autoridades municipales de Cozumel aprobaron proyecto de gasera sin ser compatible con el PDU

Inconformidad.

Durante la semana pasada, vecinos de varias colonias de Cozumel entre las que destacan la Nueva Generación, Altamar y Miraflores, se han venido manifestando en contra de la construcción de una estación de servicio de rellenado de tanques de gas L.P. la cual se localiza en la entrada de dichas colonias en la av. Félix González con calle José María Morelos.

La petición de los vecinos es clara, no quieren que la distribuidora de gas sea construida en esa zona de alta densidad poblacional. Si bien están abiertos a la llegada de nuevos negocios en la isla, solicitan que sean aperturados en zonas adecuadas para su funcionamiento e instalación. Lo anterior declarado por el ciudadano y voz de los vecinos de la zona Héctor Mundo Díaz O.

Por su parte las autoridades locales han emitido ya sus posturas y hecho declaraciones al respecto, las cuales no han sido satisfactorias, pues en lugar de dar una respuesta, tratan de justificar un proyecto cuya factibilidad carece de lógica.

Pedro Oscar Joaquín Delbuois declaró el día 7 de julio 2020 en una llamada a una radiodifusora local, entre otros puntos, los siguientes:

-Que el PDU permite estaciones de servicio, como gasolineras.

-Que cumplen con los requisitos legales y cumplen con las restricciones federales de la NORMA vigente.

-Que los vecinos de la zona aprobaron la construcción de dicha estacion de servicio.

-Que no es una gasera de uso industrial.

-Que se encuentra en una avenida principal.

-Que como ayuntamiento no pueden impedir su construcción.

Las falsedades declaradas.

El Programa de Desarrollo Urbano del Centro de Población de Cozumel, Quintana Roo, PDU, solo permite estaciones abastecimiento de gas L.P. en zona industrial (Cap. VII, punto 9 PDU), es decir en zonas habitacionales como las colonias afectadas que además son de alta densidad poblacional (H110) no es compatible.

Punto 9, Capitulo VII, PDU. Muestra que es incompatible el uso de suelo.

Pedro Joaquín intenta desviar la atención tratando de comparar una estación de rellenado de tanques de gas L.P. con una gasolinera, pero son giros distintos, de hecho, se ve claramente identificada en el punto 205 de la misma lista de compatibilidad del PDU que corresponde a estaciones de servicio para combustible (Gasolineras).

Si bien las gasolineras y las gaseras están enlistadas en el PDU, no son compatibles con las zonas H110, (De alta densidad poblacional)

También menciona el alcalde que los vecinos aprobaron la obra. ¿Cómo se pudo llevar a cabo un levantamiento de datos vecinales de un proyecto que claramente no era apto para desarrollarse en esa zona?

El proyecto si bien se localiza en una avenida, no por ello se vuelve viable, el presidente municipal da respuestas incorrectas a preguntas concretas, pues además habla del correcto cumplimiento de la NOM, pero su cumplimiento no exime a los promoventes de solicitar a las dependencias estatales o municipales los permisos de conformidad dispuestos en el programa de desarrollo urbano u ordenamiento territorial y estos están sujetos al cumplimiento de las disposiciones locales oficiales. 

Esto quiere decir que la autoridad municipal no está obligado a expedir autorizaciones de construcción, por el simple hecho de que se cumpla una NOM

La versión de la dirección de desarrollo urbano.

José Becerra Ruíz, director de desarrollo urbano del ayuntamiento de Cozumel, el día 8 de julio de 2020 declaró a la misma estación de radio sobre el tema defendiendo en primer lugar “las ventajas” del proyecto. Repitiendo partes del discurso del presidente municipal y magnificando otras, por ejemplo, dice que el proyecto cumple una NOM, la cual “les permite su construcción en zonas habitacionales”, que como ya hemos mencionado es mentira. Agrega que cumplen con lineamientos federales emitidos y avalados por SENER y SEMARNAT, además dicen tener su MIA (manifestación de impacto ambiental), que cumple con normas estatales al tener un estudio de impacto urbanístico.

Lo que se omite es que las resoluciones de impacto ambiental, así como los estudios de riesgo, solo se refieren al impacto que genera sobre los entornos donde se localizará el proyecto y su área de influencia (que están descritas en la Manifestación de impacto ambiental). Dichos resolutivos no constituyen un permiso o autorización de inicio de obras.

Becerra Ruíz refiere que desde 2011 es factible tener ese tipo de estaciones de servicio, según el PDU, pero una cosa es que se encuentre enlistada en el PDU y otra muy diferente son las zonas de la isla en la que esta permitida su construcción. Nuevamente se usan verdades a medias para “convencer” a la población de la legitimidad del proyecto.

También repite el discurso de tener la anuencia vecinal, e incluso destaca que los firmantes tienen conocimiento pleno de la obra. Por último afirma que la NOM es una “ley federal que avala la construcción de dichos proyectos”, una declaración que es difícil de creer que provenga de un director de desarrollo urbano, pues una NOM no es una ley.

Las normas oficiales mexicanas (NOMs) son disposiciones generales de tipo técnico expedidas por dependencias de la administración pública federal. Su objetivo es establecer reglas, especificaciones, directrices y características aplicables a un producto, proceso o servicio.

La NOM que Becerra Ruíz menciona es la NORMA Oficial Mexicana NOM-008-ASEA-2019, Estaciones de servicio con fin específico para el expendio al público de gas licuado de petróleo, por medio del llenado parcial o total de recipientes portátiles, la cual compete a temas técnicos como el diseño, la construcción, mantenimiento, cierre y desmantelamiento de este tipo de instalaciones. Dentro de toda la norma no se habla en ningun momento de la ubicación de dichas construcciones, pues ese es un tema distinto, competente a cada entidad, en este caso del municipio.

La postura del presidente municipal y de su director de desarrollo urbano es clara, argumentar que el proyecto se realiza cumpliendo normas y requerimientos, sí, pero basándose en la mentira de que el PDU admite la construcción de la estación de servicio de gas L.P. en la zona, lo cual debió de ser el primer requisito necesario para haber podido realizar el tramite federal.

Fuentes:

PDU https://drive.google.com/file/d/1JW5U7PXobA7HHLGyNyyLmHT2WUiPhCFE/view

Diario Oficial de la Federación https://www.dof.gob.mx/nota_detalle.php?codigo=5566432&fecha=24/07/2019