Cruceros no operarán, al menos, hasta el 15 de septiembre. CLIA.

Lo anunció la CLIA, asociación que engloba a las principales navieras del mundo. 

Es para viajes desde puertos de Estados Unidos. 

Cozumel ya decidió no pagar la deuda este año, y se le suman cada día mas problemas económicos. 

La caída del ingreso a las arcas publicas podría superar los 100 millones de pesos. 

La junta directiva global de CLIA (Asociación Internacional de Líneas de Cruceros, por sus siglas en inglés) que engloba la mayoría de navieras de cruceros del mundo, comunicó este viernes que extenderá la suspensión voluntaria de cruceros desde puertos de Estados Unidos hasta el 15 de septiembre de 2020, para barcos de más de 250 pasajeros.

La incertidumbre sobre la evolución de la pandemia del coronavirus y los obstáculos para reiniciar los cruceros el próximo 24 de julio, fecha en la que expiraría la prohibición de cruceros emitida por las autoridades estadounidenses, han llevado a esta decisión. 

Será un impacto devastador en los empleos y economía de esta suspensión en los diversos destinos que viven de los cruceros, como Cozumel. 

Este es el comunicado de CLIA: 

“Debido a la situación actual en los Estados Unidos relacionada con COVID-19, las líneas de cruceros miembros de CLIA han decidido extender voluntariamente el período de operaciones suspendidas de pasajeros.

La orden de “no navegar” (en aguas norteamericanas) vigente emitida por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos expira el 24 de julio, y aunque esperábamos que la actividad del crucero podría reanudarse lo antes posible después de esa fecha, cada vez es más claro que más tiempo será necesario para resolver las barreras a la reanudación en los Estados Unidos.

Aunque confiamos en que los futuros cruceros serán seguros, y reflejarán plenamente lo último en medidas de protección, también creemos que es apropiado errar por precaución para ayudar a garantizar lo mejora nuestros pasajeros y miembros de la tripulación.

Por lo tanto, hemos decidido extender aún más nuestra suspensión de operaciones desde puertos estadounidenses hasta el 15 de septiembre. El tiempo adicional también nos permitirá consultar con el CDC sobre medidas que serán apropiadas para la eventual reanudación de las operaciones de crucero.

Esta suspensión voluntaria se aplica a todos los miembros de CLIA a los que se aplicó la Orden de Prohibición de Navegación (buques con capacidad para transportar 250 personas o más). Las líneas de cruceros miembros de CLIA evaluarán continuamente la evolución de la situación y determinar si es necesaria una nueva extensión“.

Entre los integrantes de CLIA están Carnival Corp., Disney Cruise Line, Holland America Line, Princess Cruises, Royal Caribbean International, y Norwegian, entre otros. 

La decisión es otro golpe económico letal a Cozumel, que ya decidió no pagar la deuda este año. 

Justamente en la sesión de Cabildo que se aprobó suspender el pago de la deuda, el tesorero Hilario Gutiérrez Valasis dio algunas cifras de lo que se espera en las finanzas publicas del municipio este año.

“Nosotros hemos proyectado caídas de probablemente 100 millones de pesos, pero no lo sabremos hasta final del año”, dijo.